Las Batas Blancas
   El Jokili despierta el jueves antes de Carnaval en la llamada noche de batas blancas. Los miembros del grupo, y quienes quieren acompañarlos, vestidos de blanco y tocando pitos e instrumentos ruidosos, recorren las calles del pueblo para lograr que el arlequín abandone su profundo sueño. Acto seguido, los asistentes y el Zeremonienmeister rodean la fuente pidiéndole quesalga. Todos gritan: "Jokili Kumm", que significa Jokili ven, y sin mucho esfuerzo, en medio de un ambiente de alegría, emerge el Oberjokili, un arlequín sin máscara que representa al espíritu del carnaval.
btn_facebooktwitter